Déjame decirte

Déjame decirte que eres feliz, completa, atractiva y poderosa. Aunque no lo sepas todavía, aunque te cueste verlo, lo eres.

Aunque no seas consciente todavía de toda la felicidad que hay en ti, de todo lo que aportas a los demás, de todo el poder y la energía que desprendes, lo haces.

Aunque estés pasando por un momento de incertidumbre, aunque no tengas el trabajo que te gustaría tener, aunque no hayas encontrado todavía el amor que te corresponde, aunque aún no se hayan cumplido muchos de tus sueños, aunque no encuentres cada mañana la motivación y te dejes llevar por el desánimo y la frustración, déjame decirte que eres feliz, completa, atractiva y poderosa.

Y eres feliz, porque la felicidad la tienes dentro de ti, en lo más profundo de tu ser, pero no la ves, porque todavía no tienes ese nivel de conciencia necesario que si tienen las personas felices, porque todavía estás en la fase en la que muchos están, la de negar lo que realmente eres y seguir siendo lo que no quieres ser.

Déjame decirte que te empeñas en buscar fuera lo que no vas a encontrar, porque allí no hay nada que necesites. Te empeñas en no hablar contigo misma, en no sacar todo lo que tienes dentro, en reprimir tu esencia, en justificar tus errores, y en seguir con esa venda que no te deja ver. ¿Cuantas decepciones más necesitas? ¿Qué tiene que ocurrir para que despiertes?

Déjame decirte que todavía no lo sabes, aún no lo has entendido, aún no lo ves, pero eres feliz, completa, atractiva y poderosa. Cuando lo veas, lo sientas y lo entiendas, ya nada ni nadie podrá pararte.

Entonces verás como todo cambia, quién no te valoró, te tendrá en cuenta, quién huyó de ti, te buscará, quién no te ayudó, te necesitará. Y entonces, déjame decirte que serás tú quién decidirá, quién tendrá el poder, quién se sentirá imprescindible para los demás.

Óscar

© Óscar Cebollero. Todos los derechos reservados.

Contacto