Me imagino un mundo

Vivimos en un mundo lleno de mensajes negativos, de noticias tristes, de enfermedades, catástrofes, tragedias humanas, de miedos y conflictos.

Sin embargo, los numerosos avances tecnológicos que se están produciendo en campos como la ingeniería, la robótica, la biotecnología o la nanotecnología y que desde el punto de vista científico nos envían un mensaje de esperanza que nos proyecta un futuro realmente sorprendente y motivador.

Mi mente no deja de pensar que estamos en una etapa trascendental, que estamos comenzando una nueva era, un nueva forma de vida…

Me imagino vivir en un mundo donde nadie envejezca, donde nuestra edad sea controlable biológicamente, un mundo donde podremos decidir no morir y continuar viviendo, donde la medicina esté basada en la prevención de enfermedades mediante el control genético.

Me imagino un mundo donde terribles enfermedades como el cáncer, el parkinson o el alzheimer estén totalmente controladas para evitar que se reproduzcan, un mundo donde personas sin movilidad puedan andar o correr, donde no veamos sufrir en la cama de un hospital a nuestros seres queridos.

Un mundo donde los seres humanos podremos comunicarnos de una forma mucho más rápida y efectiva, casi instantánea, sin hablar, sin leer ni escribir, enviándonos información mente a mente, y donde seremos personas mucho más inteligentes porque tendremos a la tecnología al servicio de nuestro cerebro.

Me imagino un mundo donde comeremos alimentos 100% ecológicos, más baratos y accesibles para todos, donde no existan las explotaciones ganaderas ni los mataderos. Un mundo donde se respete la biodiversidad de las especies, donde no se contaminen las aguas de ríos y mares, donde no se produzcan talas indiscriminadas de bosques para convertirlos en pasto.

Me imagino un mundo donde prime el respeto al mediaomabiente y el desarrollo sostenible, donde las energías no se obtengan de combustibles fósiles contaminantes ( como el petróleo o el gas ) sino que se obtengan exclusivamente de fuentes inagotables como el sol. Un mundo donde no exista la basura en las ciudades ni los vertederos, donde gracias a la nanotecnología todo se cree de forma 100% autoreciclable.

Me imagino un mundo donde los vehículos serán dirigidos por ordenadores, libres de accidentes, de ruidos y de atascos…un mundo donde podremos vivir en otros planetas, donde podremos viajar a otros lugares a velocidades inimaginables actualmente.

Me imagino un mundo donde tendremos una vida hermosamente avanzada, un mundo limpio, ecológico, donde vamos a estar conectados permanentemente a la sabiduría de la nube, con internet gratis en todos los rincones del planeta, un mundo sin límites al conocimiento y a la libertad.

imagen licencia CC0 Public Domain pixabay.com

© Óscar Cebollero. Todos los derechos reservados.

Contacto